Saturday, April 21, 2007

Juan Manuel Escamilla: ¿Por qué Scooby-Doo y Shaggy siguen asustándose después de combatir a tantos monstruos?


http://karamazovi.blogspot.com

Porque son fieles lectores de Hume.

Con miras a la interdisciplina explicaré a grandes líneas. Hume es uno de los primeros pensadores en negar el valor cognoscitivo de la inducción. La inducción es un tipo de razonamiento mediante el cual a partir de ciertas experiencias se puede obtener un principio, por ejemplo si aviento 10 gatos de una altura razonable y todos caen en 4 patas de ahí yo podría inducir que los gatos siempre caen en cuatro patas. Sin embargo puede que nunca haya un número suficiente de veces para tener un razonamiento 100% seguro. Si aventamos 10 gatos no sabemos si el 11 va a caer de pie, y si son 1000 no sabemos si caerá de pie el 1,001. Del mismo modo si los primeros 1,000 cayeron de pie no sabemos si los siguientes 9,000 lo harán (sin tomar en cuenta a la estadística, que presupondría una muestra representativa de gatos).

En pocas palabras, los capítulos de Scooby Doo siguen siempre el mismo esquema. Hay un misterio que involucra apariciones de un ser sobrenatural (zombi, vampiro, hombre-lobo, fantasma), conforme investigan se encuentran él, Shaggy y Scooby gritan y salen huyendo. Con el aura sexual de Dafne y la rabia investigadora de Vilma (acomplejada por el aura sexual de Dafne) nuestros amigos encuentran una explicación racional al misterio. El hombre lobo es el conserje que quería que clausuraran la escuela para vengarse del director, el zombi era un asaltabancos que pretendía crear una distracción, el espíritu demoniaco era una leyenda esparcida para que nadie tocara los mejores vinos que se guardaban en el casillero. Freddy o Dafne se acercan a quitarle la máscara al espectro conforme a sus deducciones y comienzan a explicar a partir de la nueva información todos los sucesos supuestamente sobrenaturales del capítulo.

Pues bien, a pesar de que Shaggy y Scooby han visto cientos de veces el mismo desenlace, en cada nueva ocasión no pueden estar seguros de que no se trate de un monstruo o espíritu maligno.

*NOTA*: Es verdad que Hume también concluyó que aunque no tengan un valor lógico, sí realizamos inducciones por "hábito y costumbre". Pero por Dios, Juan Manuel, sólo es una caricatura....



5 comments:

Miguel Tormentas said...

juan manuel, si tu pregunta iba más por el lado de las virtudes me discupo

AleEle said...

jojojo
y usas estos ejemplos con tus alumnos? a mi me quedo más claro todo!

:::X@Vy_Thê_M@N::: said...

yo tambien me asustaria siempre, pero higual con una escubigalleta se arregla el pecs.

(nota para mi mismo: si quieres impresionar a alguien debes dejar de hacer esta clase de coments)

Garcín Altoalcázar said...

Eso lo explicaría todo. Maldito idealismo.

Aunque hace más entretenidos los capítulos de esa caricatura, prefiero el realismo del padre Brown.

Miguel Tormentas said...

no sólo uso esos ejemplos sino que por algún motivo una alumna siempre relaciona todo con la mansión foster

:::x@vy, las escubigalletas contienen anfetaminas, eso todo el mundo lo sabe

el padre Brown... creo que no debería leerlo si ni siquiera he leído a Sherlock Holmes, pero algún día será