Tuesday, May 22, 2007

Alejandro López: ¿Qué película es mejor, La Lista de Schindler o la Vida es Bella?


http://somoslosborbotones.blogspot.com

Ambas son peligrosos ejercicios ideológicos una en el plano ético y otra en el estético.

"Quiero que haga por mí lo que Spielberg hizo por Schindler"
- Monty Burns


En el caso de la lista de Schindler, está la permanente agenda de propaganda sionista del miembro activo del partido republicano Steven Spielberg. Basta con recordar al brontosaurio Pie Pequeño y su búsqueda de la "tierra prometida" para tener escalofríos. Históricamente, Oskar Schindler es una figura muy interesante. Prueba contra la teoría crítica (Adorno y Horkheimer) que los horrores nazis -al menos el exterminio- poco tienen que ver con la "razón instrumental"; una refutación a esta tesis -sobre todo de Horkheimer- se puede encontrar en Los orígenes del totalitarismo, un interesante estudio histórico de Hannah Arendt.
A pesar de que las cámaras de gases y los hornos crematorios evoquen la perversidad de la tecnología y la automatización, el regimen nazi poco tiene que ver con la sociedad mercantil. Un verdadero mercantilista era Oskar Schindler, que se dio cuenta de que era estúpido dejar ir mano de obra gratuita (en la cual además hay que invertir dinero para matar). No digo que a Schindler le fuera indiferente del todo salvar vidas (también le interesaba), pero era quid pro quo, y tengo entendido que como patrón era duro; y en fin, no me lo imagino llorando como Liam Neeson ("pude haber vendido esta camisa, un judío más").
Por otra parte, el conservadurismo quizá en el fondo dice que el partido nazi estaba mal en el cómo y no en el qué, después de todo "el trabajo libera" ("arbeit macht frei", y qué mejor ejemplo que los empleados de Schindler).
La sensación, a mi modo de ver, es que ningún totalitarismo está por encima del individuo que quiere hacer lo correcto. Cada alabanza a Schindler perpetúa la eterna inmolación al pueblo alemán. Siendo honestos, el partido nazi no era una minoría que se apoderó del país, sino que se mantuvo con apoyo popular y cumpliendo siempre -incluso a punto de perder la guerra- con las formalidades democráticas necesarias (como hacer elecciones o renovar anualmente los poderes especiales de Hitler). Me imagino que también la oposición o la indiferencia era grande, y si bien muchos callaron por cobardía, otros sencillamente no hubieran provocado nada más que su propia muerte. No todos estaban en la posición privilegiada de Oskar Schindler, y no todos habrían podido salvar una vida vendiendo "una camisa más".


"Ni hablar mujer, traes puñal"
- Chachita

En el segundo caso se trata de una película que desde un punto de vista ideológico tiene feas implicaciones neo-conservadoras. Hay dos tipos de neo-conservadores, los que dicen que el mundo se encamina solito hacia el bien (básicamente los liberales: globalización, multilateralidad, libre mercado), y los que dicen que el mundo va del diablo pero que no se puede cambiar el curso de acción de las grandes masas e instituciones (básicamente, filósofos franceses de la segunda mitad del s. XX). Quizá nos encontrmaos en el segundo caso. La vida es bella, depende de ti mismo. Si aquel heroico padre pudo darle esa visión a su hijo en la situación más adversa posible, no hay limitantes.
Quiero decir que me gusta mucho la película, y que este tipo de espiritualidad me parece positiva. Sólo que tiene un lado peligroso, como una de las obras maestras de Ismael Rodríguez, Nosotros los pobres. Si ponemos todo el énfasis en la espiritualidad de la aceptación del sufrimiento (para terminar con él o darle sentido, según sea uno oriental u occidental) muchas veces se puede perder de vista que sí existe la posibilidad -y el deber- de realizar cambios de estrucutras.

"¿Pero quién me ha dado esta lengua tan pérfida que ha conseguido salvaguardar hasta aquí mi pereza?"
- Arthur Rimbaud

Ambas películas me gustan, de hecho la lista de Schindler es una de las pocas películas de Spielberg que me agradan (mi preferida es Catch me if you can), y quizá sea uno de los mejores trabajos de John Williams (junto con la marcha imperial, claro está). Por otra parte La vida es bella me gusta lo suficiente como para tener el guión en alguna parte de mi librero y haberlo leído como a la mitad. Y después de señalar los aspectos que considero peligrosos de cada una desde mi racionalidad paranoica, respondo a tu pregunta: no lo sé.

Te dejo con un video sobre la segunda guerra mundial.

13 comments:

alxdelfuturo said...

mi pregunta era totalmente malintencionada y casi caes en la trampa. creo que schlinder era uno de esos neo-conservadores neo-liberales (por lo menos responde muy bien a la definiciòn que acà seda de ellos)

a mì me sigue pareciendo más peligrosa la de spielberg que la de bellini, por las razones que ya mencionaste y, agregarìa yo, porque pretende generar empatìa en un espectador que no viviò el holocausto, lo cual implica, a mi parecer, un reduccionismo aterrador.

bueno, muchos saludos y gracias

Miguel Tormentas said...

sin embargo set e va un factor importante, oskar schindler puede servir para desligar al totalitarismo del mercantilismo, y para mostrar que el mercantilismo es una variedad mucho menos perversa de razón instrumental

Justo Medio said...

No se dice 'generar empatía'. Se dice 'generar compasión', 'generar simpatía', 'generar lástima' o 'generar dolor de estómago'.

Ahora, el libro de Arendt es buenisisisisisisisísimo. (¿Notan cómo sigue siendo esdrújula a pesar de todos los 'si'?) Lástima que me recuerde a nuestro profesor 'moñito'.

Miguel Tormentas said...

oye diego, por qué te saltó a la vista un error tan pequeño y no dijiste nada sobre bellini en vez de benigni (o begnini, como sea...)

Miguel Tormentas said...

diego: por cierto, el mercantilismo es malo, moñito era bueno no seas hojaldra

alex: olvidé decir que me da gusto que compartamos la paranoia

Doctrina said...

Las dos son malérrimas y tratan de acrecentar el mito del holocausto

Miguel Tormentas said...

revisionista

Miguel Tormentas said...

y no son "malísimas", creo que la gente que pasa demasiado tiempo viendo películas de akira kurosawa y pier paolo pasolini empiezan a realizar este tipo de valoraciones a la ligera

malísimo es un telefilm de hallmark, una película de ron howard, o terminator 3.....

gracias por comentar, vuelva prontos

alxdelfuturo said...

Benigni, simpatía, lo siento.

alxdelfuturo said...

malísimo hitler

Miguel Tormentas said...

¿cómo es que justo medio escribe con claridad después de pasar tantas horas leyendo fenomenología?
*guiño * deja a moñito en paz, era a toda madre

Justo Medio said...

porque sólo lee fenomenología con el fin de encontrar el justo medio

aminsarur said...

Ya que lo mencionan, que tan propagado está eso del revisionismo?