Saturday, May 5, 2007

Humberto Nanni: ¿A la luz de la incompletitud demostrada por Godel para los sistemas axiomáticos, pueden las teorías positivistas sentirse cómodas?



El positivismo está en problema con muchas otras cosas, pero la objetividad de la ciencia -si a eso te refieres en términos generales- no tiene por qué sufrir por demostrar la incompletitud de los sistemas axiomáticos.


(Entiendo aquí a positivismo como aquella doctrina que le da un carácter unívoco e incontestable al conocimiento científico; y por axiomático el sistema que es capaz de ir deduciendo todos sus principios a partir de algunos primeros)


Si nos quedamos con dos principios, el relativismo conceptual y el pluralismo, no tenemos por qué sufrir con las incompatibilidades o incompletitudes de las distintas disciplinas científicas. El relativismo conceptual significa que a una sola realidad se le pueden aplicar distintos sistemas conceptuales, algunos "nauturales" (como los distintos lenguajes que se han desarrollado con las civilizaciones) otros "lenguajes segundos" (como la lógica simbólica). El pluralismo acepta, por otra parte, la posibilidad y necesidad de usar distintas aproximaciones, la parte aspectual del conocimiento, y el hecho de que no tiene por qué haber un método privilegiado con respecto a los demás.


El pluralismo no significa anarquismo epistemológico, donde el aceptamiento de la ciencia es una cuestión meramente cultural, y es arbitrario a preferirlo a la magia. Por pluralismo quiero más bien decir que no se puede decir que el estudio químico de algo sea superior al estudio biológico de la misma cosa.


La ciencia no tiene por qué seguir un modelo axiomático euclidiano, y los cuestionamientos de W. V. O. Quine a la distinción entre juicios analíticos y sintéticos; me parece que sigue en pie (o al menos dentro de mi campo de trabajo, que es la filosofía, parece seguir en pie). El positivismo siempre puede darle la vuelta a este tipo de problemas como el que planteas, si acaso se retraerá y se volverá menos ambicioso, pero el tipo de visiones como la mía hacen incluso que el positivismo sea innecesario al mismo tiempo que permite que la ciencia pueda seguir existiendo.

En resumen la respuesta es que el positivismo no puede sentirse cómodo, pero no sólo por lo que tú dices, sino por un conjunto grande de factores. No debemos tener miedo a aceptar cosas como el aspecto cultural de la ciencia (es una actividad humana, social, le hacemos caso al científico por el prestigio que tiene, las universidades legitiman), el origen histórico de ciertos conceptos (Foucault), etc; pues la objetividad de la ciencia no depende en una posibilidad de percibir a la realidad de manera prístina y sin mediaciones.

Te dejo aquí el link trabajo de Quine http://www.ditext.com/quine/quine.html, que si eres filósofo -viendo tus intereses- seguramente conocerás, pero si te dedicas a otra disciplina es posible que no.

4 comments:

cineto said...

Gracias Miguel.

No, no soy filosofo y me tomara algunas paginas y un rato de scrolls arriba-abajo digerir la informacion que amablemente has compartido.

Particularmente interesante, me resulta la perspectiva que da la existencia de enfoques que reniegan de la necesidad de un marco comun, invariable y privilegiado.

Pollo existencial said...

Ahora si te estan exprimiendo el jugo.

Miguel Tormentas said...

1- muchas gracias espero dialoguemos pronto al respecto, en cuanto a lo otro les llamo colaboraciones porque ya sería mucho repetir la palabra "pregunta"

2- sí, sudé para "responder"...

Justo Medio said...

¿Positivismo?
Venga, eso ya solamente se estudia en algunas Universidades Francesas perdidas y en las primaras y secundarias de la SEP.