Friday, March 30, 2007

La Redacción: Desde una perspectiva cristiana, ¿Jesús murió por todos los hombres?

Bueno, eso depende de si crees en la predestinación o no. Según quienes practican esta doctrina (como los calvinistas jarochos amigos de Héctor Zagal), Jesucristo sólamente murió para salvar a algunos. ¿Quiénes? Los que Dios escoge por motivos que no sabemos. Esta verdad -la predestinación de los santos- fue llamada decretum horribilis por su dureza.
Los buenos católicos tienen mucho que perder creyendo en la predestinación, especialmetne que el miedo a estar irremediablemente condenados crezca en sus corazones (y "fear is the path into the dark side"). Y si no lo estaban ese mismo miedo podría condenarlos como en esa obra de Tirso de Molina, que jamás he leído pero me contó un tal Santiago Torreblanca -que gusta de googlear su nombre de vez en cuando y que se encuentra con este tipo de sorpresas-.
Para el pagano, sin embargo, creer en la predestinación le quita de un peso. No se librará del infierno (que Mark Twain decía preferir por la compañía a la vez que escogería el cielo por el clima), pero al menos mientras sea bebedor, perezoso y mujeriego sabrá que no tiene deuda alguna por la muerte de Cristo.


Paul Gauguin, Le Christ Jaune

En realidad Gauguin no era un gran pintor, dicen. Tal vez por eso sus cuadros son tan bonitos. El talento tiene un no-sé-qué para echar a perder las cosas.

5 comments:

Pollo Pato existencial said...

El rosto de este cristo me recordó tus dibujos.

Miguel Tormentas said...

irónicamente, tú me enseñaste en prepa el truco de hacer los ojitos como arcos

placozon said...

Para empezar Cristo no murió solo por algunos, El murió por todos, incluso por ti, y lo hizo por amor, para que todo el que crea en el y cumpla con la forma de vida a la que nos invita por medio de su ejemplo pueda salvarse, Jesús vino a darnos vida y vida en abundancia, por lo que el que se condena se condena porque quiere, asi que no podemos culpar a Dios por las almas que se condenan, ya que el nos dió la advertencia de que estemos alerta y no es una amenaza sino una invitación al bien, por lo tanto no estoy en nada de acuerdo con tu comentario.

Miguel Tormentas said...

plazocon, tu comentario ignora por completo la doctrina de la predestinación, la cual es el tema principal de este blog

Julia said...

Para los verdaderos cristianos, católicos o protestantes, no existe la predestinaciòn. Dios nos hizo semejantes a Él en inteligencia y voluntad, de donde se deriva nuestra capacidad de ser libres y por tanto de decidir como actuar. Entonces está en las manos de cada uno de nosotros aceptar o no la salvaciòn que el nos ofrece, a través del actuar como el lo dispone, en cumplimiento de sus mandatos, que no son más que reglas de amor. Dios no obliga a nada a nadie, la Fe es una desición libre y personal.